Ticker de noticias

El Vampirismo real: Síndrome de Renfield

Hoy desde Gran Misterio queremos tratar un tema peculiarmente interesante para cualquiera que tenga una mínima curiosidad por los fenómenos extraños: el vampirismo real. Denominado así por el psicólogo estadounidense Richard Noll en 1922 y por otros especialistas del terreno referido como Hematodipsia, esta anomalía es poco común aunque existente en nuestra sociedad.


El síndrome de Renfield describe una enfermedad mental que afecta a las personas provocando en ellas la necesidad de de ingerir o sentir la sangre de otros seres vivos, sean animales o humanos, para así alimentarse de su fuerza vital y ser más poderosos creyendose vampiros ellos mismos desde el punto de vista que todos tenemos hoy en dia de un vampiro novelesco.

El nombre que acompaña a este síndrome fue tomado del manuscrito de Bram Stoker, en el que un personaje presenta un comportamiento muy singular que ejemplifica muy claramente estas características. El sujeto se encuentra encarcelado en una prisión y se alimenta de insectos que según cree le darán fuerza para salir de allí. En estos términos el vampirismo del que hablamos no se alejaría demasiado del canivalismo, ya que en este también se ingieren partes de humanos con un fin similar.

Que significa soñar con sangre
Según fuentes de internet, se han documentado incluso casos particulares de individuos que han asesinado a otras personas con el objetivo, según parece, de beber su sangre. Existe el caso de Peter Kürten, un joven que asesinó a diversas personas y animales en Alemania y que antes de ser guillotinado por ello afirmó que estaría de lo más feliz por oir su propia sangre correr por su cuello antes de morir, tal era su obsesión por este fluido. Existe también el caso de Fritz Haarmann que asesinó a almenos veintisiete jóvenes en Alemania también, quien confesó haber mordido y arrancado la arteria carótida de cada una de sus víctimas.
Sin embargo hay otras ideas sobre este desorden psicológico.

También hay quien piensa que es tan sólo algún tipo de fetiche sexual usado por algunos. Así, las personas que obtendrían placer de la ingesta de sangre como quien la obtiene de la nata montada. Se dice de estos individuos que quizá en su infancia podrían haber tenido alguna experiencia en particular con la sangre que les hubiese hecho asociarla a la idea del placer y que más tardiamente en su adolescencia podrían haberla vinculado al estímulo sexual.


Dado que no hay acuerdo alguno entre los especialistas, se piensa en este trastorno de diferentes formas: tanto como un desorden mental como una patología, como un sadismo que impulsa a herir a los demás para conseguir un fin determinado e incluso hasta se llega a comparar con la necrofilia.
Hay diversas formas de entender este peculiar síndrome, pero lo que está claro es que ninguna se asemeja a la popular concepción del vampiro que aparece en las novelas de terror u otros géneros donde este se alimenta de sangre humana para sobrevivir, por la complejidad de su organismo según tengo entendido. En este caso, los vampiros son de carne y hueso y obran de forma igualmente atroz porque padecen algún tipo de esquizofrenia o simplemente por placer, por lo que no se distingue cual de ellas es más horrible.

5 Comentarios en El Vampirismo real: Síndrome de Renfield

  1. jesus alfonso delgado // 29 de septiembre de 2012 en 2:41 // Responder

    interesante…

  2. hace poco lei en las noticias que se habia demostrado que la teoria vampirica de beber sangre puede ser cierto por que se hizo exeprimentos con reodores de la siguiente forma , tenian 2 grupos de roedores viejos a uno se les inyectaba sangre de roedores jovenes y al otro grupo no en el primer grupo se vieron increibles resultados mejoraron su piel y incluso su caracter y dinamismo mejoro visiblemente y el otro grupo , me pregunto como la condesa battori podria haber sabido eso y en s epoca!

  3. Vaya, qué curioso. Más adelante puede que me interese por la Condesa Bathory, según lo que se cuenta de ella debió tener una vida muy peculiar.
    ¡Un saludo y felices fiestas!

  4. Estoy de acuerdo en muchas cosas del texto menos en la última de que las personas que padecen de este síndrome actúan de mala forma o haciendo cosas horribles. Creo que no nos pueden encasillar a todos en eso. Yo estoy diagnosticada por un psicólogo con hematodipsia y sin embargo nunca le he causado daño a nadie para conseguir sangre, sin embargo tengo buenas amistades quede ves en cuando me regalan de su sangre para que yo pueda consumir. Tampoco consumo cualquier sangre, o de cualquier persona, primero me aseguro que esta persona no padezca de ninguna enfermedad, ya que la sangre humana puede traer tanto ventajas como desventajas.
    También quisiera aclarar que no hay un tratamiento a seguir con este síndrome, pues no se ha descubierto cura y lo mejor es que un psicólogo te ayude en caso de no poder controlarlo. Estoy dispuesta a contestar preguntas en caso de que alguien quiera saber algo…

  5. Creo que el vampirismo real es una tergiversación publicitaria. EL único vampirismo posible es el que se describe en la novela de Fran Waiter, al menos es un vampirismo justificado científicamente.

1 Trackback / Pingback

  1. El Indiana Jones Bulgaro consigue la Tumba de un Vampiro – Geekpill

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: