¿Existen los Angeles? Vivencia personal

angeles

Esta misma pregunta la hacía yo mismo hace unos 20 años atrás, pero después de la experiencia que voy a escribir, no tuve mas remedio en creer que hay algo o alguien que nos ayuda en las cosas difíciles y nos da soluciones para resolver problemas que a veces se nos presentan en la vida diaria. Tengo que aclarar que antes de ocurrir este hecho, yo era una persona muy escéptica y realmente no creía en cosas que la gente decía haber experimentado, pero cuando estas llegan a manifestarse en uno mismo …ya hay un tema en que pensar más a fondo.

En el año 1995, uno de mis hijos tenía la edad de 3 años, linda época en la que los niños están siempre curiosos de todas las cosas no teniendo el más mínimo conocimiento sobre lo que es el peligro. Siempre acostumbraba a salir con mis tres pequeños los fines de semana para compartir ratos agradables y disfrutar de la naturaleza en el campo, además en esa semana les había comprado un pequeño perrito, estaban ansiosos por compartir con este cachorro la fantasía de un día de verano. Antes de mediodía ya estábamos respirando el aire puro y fresco de una linda mañana de Agosto, no me explico aún el porqué pero ese día algo en mi interior me decía que mi cuerpo quería caminar solo por el campo. Los tres pequeños entraron a la casa en compañía de su madre y yo inicié mi paseo, mi meta era caminar por lo menos unos 5 kilómetros,pero cuando yo habría recorrido unos 500 metros, oí claramente una voz que me dijo”Regresa”…miré hacia todos los lados y no encontré a nadie, la casa mas cerca estaba situada a una considerable distancia, pensé que hubiera podido ser el viento…pero no había viento!, no había transcurrido más de un minuto desde que escuché la misteriosa voz, cuando sentí un poco de pánico y mi boca quedó repentinamente seca, aquí comprendí que debía regresar a la casa de campo lo más rápido posible, corrí y corrí ya cuando me dí cuenta estaba en la entrada de la casa.

Lo que vi siempre lo tendré grabado en mi mente por el resto de mis días. Mi hijo estaba cayendo en un aljibe de agua al tratar de sacar su perrito por que este ya había caído dentro; no sé como pero me bastó solo un par de segundos en recorrer la distancia que todavía me separaba de el….como en las películas: en el último segundo logré tomarlo de un pie y evitar que cayera en este pozo, después con ayuda de una soga logré salvar al perrito que parecía un pequeño balón por el agua bebida. Pasado el susto me enteré que mi hijo por querer jugar con su mascota salió del lugar en el cual estaba con mis otros hijos y accidentalmente fue a un patio en el cual había este pozo; el perrito desconociendo el peligro se acercó demasiado a la orilla y cayó, lógicamente mi pequeño al tratar de alcanzarlo casi cae también.

de un rio y Bosque galeria

No quiero pensar ni por un instante que hubiera sucedido ese día si ese “alguien” no me hubiera avisado…no quiero pensarlo! pero a raíz de esto, me puse a investigar si algo existe paralelamente a nosotros los humanos, llegando a una conclusión que realmente hay seres invisibles que están listos para ayudar a los humanos, en el caso de necesidades extremas. De estos hechos hay miles de casos en los cuales siempre se ha demostrado que ellos ayudan pero hay que tener siempre una buena relación o al menos estar en paz con la naturaleza y con nosotros mismos, en mi caso con el tiempo comprendí que ese día debía caminar para tener esa experiencia que me llevara a creer en los seres de luz.

Manuel José Contreras.

9 Comments

  1. Muy buen post, le felicito Manuel. Yo casi siempre he creido que el “angel de la guarda” es uno mismo pero en nuestra forma espiritual, pero es muy cierto que hay entidades de luz cuya misión es ayudar al ser humano, así como hay demonios que causan atrocidades en uno.
    Yo escuché una vez una niña reír felizmente cuando yo tenía los ojos cerrados y estaba acostado en mi cama por la mañana, más estaba conciente y no estaba dormido, yo seguí unos segundos más con los ojos cerrados por escuchar más tiempo esa voz, pero abrirlos fue inevitable.

    1. Gracias Alonso! paralelamente a nuestro mundo material existe otro mundo de luz y energía, el cual es invisible para nosotros los humanos, pero podemos recibir su ayuda incondicional. Saludos.

  2. He leído con detenimiento tu post, me ha causado tranquilidad y alegría Manuel, y eso que soy muy escéptica…cuando yo tenía seis años no sabía nadar, y opté por meterme a la piscina. Mi cuerpo se dejó llevar y en menos de lo pensado, terminé en el medio de la piscina y sin poder tocar el piso, me fui hundiendo. A pesar de todo y no sé cómo, no me desesperé, sólo algo dentro de mí me decía “levanta los brazos para que tus manos puedan verse” , no esperaba nada, sólo sentía que me ahogaba pero no me desesperaba…no era consciente de la muerte tal vez, por mi corta edad…así que levanté los brazos y luego de pocos segundos, unas manos sostuvieron fuerte pero delicadamente las mías, me arrastraron hasta el muro de mayólica donde finalmente pude sostenerme… saqué mi cabeza del agua para ver quién me había ayudado y vi a dos mujeres, una adulta, alta, y una niña, ambas vestían de blanco pero desaparecieron de repente sin mirarme. raro, jamás lo comprendí. jamás las olvidaré. no había nadie en ese lugar. A los diez años, crucé con mi mamá la pista y no nos percatamos de que dos buses venían a velocidad hacia nosotras y ella sólo me abrazó fuerte y yo hundí mi cabeza en su pecho esperando a que se acabe todo, a pesar de todo, estaba tranquila…sólo escuché gritos, eran las personas que nos miraban de lejos y se asustaron, pero de pronto hubo silencio…los buses pararon a pocos centímetros de las dos, mi mamá me dijo que sintió algo extraño, como si algo nos estaba protegiendo…vi a la gente, estaba estupefacta, no podían creer que nos habíamos salvado, algunos seguían aún con el rostro cubierto. Años más tarde, cuando yo tenía 15 años, crucé la pista y un auto que se pasó la luz roja, venía directamente hacia mí a toda velocidad, yo sólo me quedé petrificada y de pronto sentí un empujón muy fuerte que me hizo saltar involutariamente y caí al piso…el auto pasó a pocos centímetros de mí, nunca comprendí qué me empujó para evitar el atropello. ¿Fueron ángeles, o mi ángel, los responsables de que haya salido ilesa de esas tres situaciones? y ni qué decir de la voz que oí cuando estaba por mis veinte años, en ese tiempo padecía de depresión crónica (no me jacto de decirlo ni es nada del otro mundo, es normal, a cualquiera le puede pasar) mas no padezco de esquizofrenia ni consumo alucinójenos…de pronto una voz muy suave de mujer me dijo “Mariela, ¿estás bien?”, aquello me tranquilizó infinitamente, dejé de llorar y sentí una paz alucinante…inmediatemente quedé dormida. Ojalá este Ser me acompañe siempre y proteja a la gente que amo, ojalá que esta gente tenga a sus Seres, nunca hablo de este Ser, no soy creyente, a veces lamento no serlo, a veces no sé qué creer, ¿a estas alturas ya debo pensar más a fondo sobre las cosas luego de estos hechos y sensaciones?, sólo sé que no puedo escapar de que existe, no lo siento dentro de mi, lo siento a mi costado, alrededor, cerca… no sé cómo explicarlo, no tengo ninguna influencia religiosa en lo absoluto y no me inclino mucho a lo espiritual, respeto a quienes creen en Dios o en el Dios que quieran creer y si este Ser lo envía Dios me disculpo con Dios por no saber si creer o no creer y si es así se lo agradezco infinitamente…ya me estoy expresando irrisoriamente pero no me lo tomo a la ligera en lo absoluto, sucede, que aparte de ser dubitativa, soy escéptica en lo religioso… sólo sé que soy una casualidad y que la muerte es la certeza inevitable de todos en común, pero a la vez sé que hay algo mucho más fuerte e invisible que nos supera, eso pienso, tan simple como eso, y quedo estupefacta con la luna, con el sol, con toda la materia inmensa tan maravillosa que nos rodea y la respeto…Y siento a este Ser más aún cuando tengo contacto con la naturaleza, con el viento, con el universo,..cuando me mimetizo con la naturaleza, cuando sé que soy diminuta y soy conciente de que este planeta gira y gira lentamente, y yo dentro de él, siento a este Ser. Siento a este Ser cerca de mí cuando soy espectadora del universo viendo un sunset alucinante, veo este espectáculo maravilloso desde esta casa que habito que es La Tierra y quedo en absoluto silencio y paz absolutos. Gracias Manuel José, leer sobre lo que has escrito ha sido como una bocanada de aire, no sé cómo explicarlo (para variar: “no sé”), pero las sensaciones (o algo más que sensaciones) que describes también las he experimentado yo y es mágico, irreal, pero a la vez se cuela en el alma muy, muy fuerte, por ende, es muy real y siento que va más allá de lo espiritual, como dices: ” una conclusión que realmente hay seres invisibles que están listos para ayudar a los humanos”…A tí te han guiado, a mí me protegieron, es igual una fuerza y certeza inexplicable… coincidimos en que estar en paz con la naturaleza es donde más se siente esa certeza, esa energía, esa luz….

  3. Mariela: Así como existe algo físico como es el día y la noche, también existe un mundo invisible de oscuridad y luz, en esta luz existen estos seres llamados “seres de luz” que están para ayudarnos.

  4. Me parece ridículo… En el mundo diariamente suceden accidentes que causan muertos, no sé si esto es mas una historia para vender o bien le pareció oír un “regresa” en su imaginación. El único poder que tenemos las personas es creernos nuestra propia realidad, sea verdad o mentira.

    1. Yo creo que alguien que cuenta una historia real y encima la comparte con todo el mundo no es nada ridículo, vamos, es un acto de valentia. No tenemos que creernos nuestra propia realidad, ya que nos la imponen. Tenemos que crear la nuestra propia

  5. Apreciad@ Avry…a Jesucristo, Newton, Eistein, Edison y a muchos otros científicos o pensadores famosos, la ignorancia siempre los catalogó como “ridículos”…por que sus experiencias o inventos cambiaron el mundo lo cual hacía que la gente de bajo coeficiente sintiera pobreza intelectual. En mi caso no escribo para usted ni estoy vendiendo nada. Después de esta primera experiencia que experimenté he tenido muchas más… sin ser imaginaciones, las cuales me han ayudado para vivir feliz sin amarguras ni resentimientos. Un cordial saludo.

Responder a contrerastrigal Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .