Ticker de noticias

El Cráneo del Destino y Las Calaveras de Cristal

portada_calaberaLas famosas y variadas calaveras de cristal propias del folklore arqueológico americano están cortadas con la forma de una calavera humana, aunque varían en forma, tamaño y tipo de cristal empleado. Algunas son auténticas, talladas por los mayas y otras culturas, mientras que la mayoría que podemos contemplar en la actualidad fueron talladas recientemente.

Los lugares en que se han hallado estos objetos están ubicados generalmente en Centroamérica, especialmente en ruinas aztecas y mayas, aunque ha habido noticias y rumores de posibles hallazgos en Sudamérica, pero no han sido confirmados.

Además de asombroso con la forma en que fueron talladas, o por la imposibilidad de determinar cómo se hicieron, se ha afirmado repetidamente que a su alrededor se producen fenómenos inexplicables y extraños. La más conocida de estas calaveras, así como la más misteriosa, es el conocido como Cráneo del Destino.

El cráneo del Destino fue hallado en 1927 por el explorador inglés Fredrik A. Mitchell-Hedges. Se trata de un llamativo objeto de cristal de roca, esculpido a tamaño natural en una sola pieza y de poco más de 5 kilogramos de peso.

La perfección absoluta de su tallado y su pulido, la exactitud de sus detalles y su mandíbula articulada lo convierten en una réplica exacta de un cráneo humano, pero el origen de su fabricación es un auténtico misterio. La perfección técnica en el diseño y elaboración de esta calavera ha fascinado a una verdadera legión de investigadores de numerosas disciplinas. Personas de distintas corrientes esotéricas le atribuyen poderes sobrenaturales y la han rodeado de un aura de magia y leyenda, lo cual ha causado una impresionante multiplicación de calaveras de cristal falsas en todo el mundo.

En la época de su descubrimiento, Mitchell-Hedges era ya toda una celebridad. Aventurero ambicioso e inteligente, permaneció durante dos años en diferentes lugares del Norte y Sudamérica desempeñando los más variados oficios, desde cowboy a jugador profesional, pasando por revolucionario a las órdenes de Pancho Villa y arqueólogo.
Frecuentó los ambientes más contradictorios, desde locales de exploradores hasta clubes de millonarios. Al poco tiempo de llegar a la zona conocida como Punta Gorda, el explorador inglés comenzó sus excavaciones, en plena selva, en busca de ruinas mayas.

Tras luchar contra las inclemencias de la jungla y del clima tropical, y después de varios meses de trabajo infatigable con la ayuda de empleados nativos, Mitchell-Hedges descubrió una gran plaza de piedra, varias pirámides, casas y cámaras subterráneas pertenecientes a un complejo arquitectónico en Belice, que bautizó como Lubaatun (algo así como “Ciudad de las Piedras Caídas”).
Despejar el lugar de vegetación llevó varios meses. El descubrimiento entusiasmó a Mitchel-Hedges, quien estaba convencido de que aquella ciudad había pertenecido a la legendaria Atlántida, lo que le motivó para continuar las excavaciones durante siete años más hasta que se produjo el gran descubrimiento.

Así lo explicó tiempo después su hija y colaboradora, Anna:

Durante días veíamos algo entre las piedras al recibir los reflejos del sol y no descansamos hasta hacer accesible aquel lugar. Fui yo quien lo rescató, porque mis manos eran más pequeñas que las de los demás, y se la enseñé a mi padre. Él se resistía a creer en el descubrimiento de aquel cráneo de cristal…

Como la hija del explorador cumplía años el día del descubrimiento, el cráneo de cristal terminó siendo un regalo para ella. Anna Mitchell-Hedges es su dueña actual y es quien viaja para exponerla y hacerla estudiar.

Exceptuando pequeñas anomalías, el cráneo es anatómicamente perfecto. Posiblemente se trata de la representación de un cráneo femenino debido a su pequeño tamaño, 12,7 centímetros de altura y un peso de 5 kilogramos. Tanto los prismas ubicados en la base, como las lentes pulidas a mano de los ojos, se combinan para reproducir un brillo muy intenso.
La fabricación del Cráneo del Destino por artesanos mayas está rodeada de todo tipo de dudas, e incluso es negada por muchos que lo consideran una imposibilidad técnica.
Realizado en cristal de cuarzo, este cráneo alcanza una dureza en la escala de Mohs de 7 sobre el máximo de 10, lo que significa que sólo pudo ser cortado y pulido con esa precisión con herramientas muy duras, como el corindón (rubí) o el diamante, cabiendo también la posibilidad de que fuera fundido y moldeado, o bien que fuera pulido con un rayo láser. Pero obviamente, los mayas no tenían esa capacidad tecnológica.

Ha sido sometido a diferentes análisis, pero quizás el más conocido de todos de ellos fue el realizado a principios de los años setenta del pasado siglo por la compañía estadounidense Hewlett-Packard, cuyos resultados desconcertaron a la comunidad científica. Sus conclusiones eran rotundas: el tallado de ese cráneo debió llevar al menos 300 años de trabajo manual. Es el único modo de cortar y pulir ese objeto con las herramientas de que disponían los mayas.

Pero, ¿por qué o con qué finalidad iban a pasar la cuantiosa cantidad de 300 años tallando una simple calavera?

Además, no se halló ni una sola prueba que pudiera confirmar la utilización de elementos metálicos en el proceso de tallado del cráneo y es muy difícil establecer una fecha para su construcción, que tal vez rondaría los años 1400 y 1300 de nuestra era. Sin embargo, los indígenas que acompañaron a Mithell-Hedges, siempre según sus palabras, aseguraron que el cráneo tenía más de 3.600 años de antigüedad.

Según el propio relato del arqueólogo, después de su descubrimiento se sucedieron varios fenómenos sobrenaturales. Los 300 indígenas que trabajaron con él en las excavaciones se arrodillaron y besaron el terreno cuando el objeto fue llevado a la luz, después de que rogaran y lloraran durante dos semanas.

Frank Dorland, un restaurador de arte que hizo varios experimentos con el cráneo durante seis años, afirmó que una vez un halo lo circuncidó durante varios minutos, mientras él escuchaba sonidos agudos, parecidos a campanilleos, que llenaron su casa. En otras ocasiones, aparecieron luces e imágenes de cráneos, montañas y otros objetos, así como un olor característico proveniente de su interior.

El misterio de las calaveras de cristal se ha visto enriquecido por una leyenda que se remontaría a los mayas y que cuenta que en el mundo existen 13 calaveras de cristal de tamaño natural y que cuando todas sean descubiertas y asociadas, les transmitirán a los hombres su verdadero conocimiento.
Pero la leyenda también advierte de que eso ocurrirá solamente cuando los hombres sean íntegros moralmente.

Lo cual, dicho sea de paso, aleja mucho esa posibilidad de reunión.

Un saludo

 

 

9 Comentarios en El Cráneo del Destino y Las Calaveras de Cristal

  1. Reblogueó esto en alexpellejeroy comentado:
    Fantástico

  2. Hola!
    Buen aporte informativo,muy interesante!
    Creo recordar en un articulo que leí sobre dichas calaveras un detalle que me pareció muy curioso y precisamente era sobre esta mismasi no recuerdo mal,decia que sobre el centro del cráneo se ubicaba una pequeña burbuja de aire y comentaban que posiblemente tenía una cierta relación con la misterios gran conocida GLANDULA PINEAL!!! Curioso verdad? No obstante es solo un simple detalle que me apetecía aportar y si estubiera erróneo pido mil disculpas de antemano…
    Un saludo y gracias por la gran labor que hacéis aquí en gran.mist 🙂

  3. Adoro especialmente las entradas sobre arqueología. Muy buena 8)

  4. muy buen aporte es muy iteresante estoalo igual que no entendi lo que escribiste al ultimo de cuando los hombres sean íntegros moralmente. como quiera muchas grasias porcierto me quede con la piel de gallina

    • posst. en un programa llamado extranormal en el pais que estoy viviendo actualmente (mexico) pasaron en el año 2012 una calavera de cristal no se si tu puedas aclararme esa duda si es real o solo es un copia como dijiste por cierto perdon por mi ortografia

      • Actualmente existe muchas calaveras que han sido talladas hace poco, por lo tanto, la mayor parte de calaveras ahora mismo existentes son copias de las originales. Al estar hechas en cristal, normalmente cuarzo, no se les puede hacer la prueba del carbono 14, únicamente datar la antigüedad geológica de las piedras o minerales que habían alrededor de ella cuando se descubrió.

  5. Esta historia es un fake, Alex. Si realmente hubieras investigado (tal y como hiciste con la farsa de las “bombillas” de Dendera), lo sabrías. Te recomiendo indagar sobre la vida y “milagros” de Fredrik A. Mitchell-Hedges y hallarás la verdad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: