Ticker de noticias

Los términos místicos de la Causalidad y Casualidad. Volumen I. El conflicto.

port_causalidad Causalidad y casualidad son dos términos aparentemente familiares, de hecho cualquier usuario a simple vista apenas podría diferenciarlos y diría que prácticamente son el mismo o que quizás haya habido una errata a la hora de construir la palabra. Para otros estoy segura que claramente son dos mundos diferentes y apuesto a que vosotros, como “buscadores del misterio” o “buscadores de la verdad”, casi prefiero llamaros así a partir de ahora, inconformistas y cabezones, pensáis así.

Buscando el significado de ambos conceptos, corroboramos, definitivamente, que son totalmente antónimos. Casualidad: combinación de circunstancias imprevisibles e inevitables. Causalidad: Principio sin el cual nada puede existir sin una causa suficiente.

Ahora bien, si de verdad pensáramos que vivimos en un mundo donde las cosas que suceden son simples hechos producidos por la casualidad supongo que no andaríamos buscando respuesta a todo, simplemente a través de ella podríamos justificar cualquier cosa; “estamos aquí en este planeta por casualidad”, “los animales existen por pura coincidencia”, “que todos tengamos una serie de costumbres en común también es una simple conexión sin importancia”…pero no, nos pasamos la vida buscando más allá, en un intento de desentrañar todo este oscuro conflicto que supone la vida desde que llegamos a ella, lo que se esconde detrás de nuestro material genético y en nuestra evolución.

Gran_misterio_causalidad_casualidad

La religiones y las filosofías religiosas se basan en causas-efecto, “si te portas mal, irás al infierno, si te portas bien, irás al cielo”. “Si cometes acciones negativas, el karma te lo devolverá, si realizas acciones positivas el karma te compensará en esta u otra próxima vida”. Esto nos conduce a una constante, las religiones son causales y no creen en las casualidades. Por otra parte, nuestra educación desde que somos infantes se basa en exactamente lo mismo, “si te portas bien podrás jugar a la consola (o cualquier otra cosa divertida y/o amena)”, de nuevo, causa y efecto. Cuando crecemos nos instan en <<debes estudiar “x” para conseguir “z” y poder ser “y”>> y lo cierto es que está demostrado que los éxitos son una consecuencia de un esfuerzo constante, que a posteriori tengas más o menos suerte se reduce a un cálculo de posibilidades que se escapa a nuestra inteligencia pero no a la de la naturaleza, lo que está claro es que nunca llegarás a nada si mantienes una postura pasiva por, para y hacia tu objetivo.

Si seguimos ahondando en quienes avalan la causalidad nos encontraremos con El Secreto de Rhonda Byrne, un libro que habla sobre la influencia, consciente o inconsciente, que ejercemos sobre todas esas cosas que nos ocurren. Por tanto, si influimos en ello, aunque sea de forma no visible, ya estamos generando una causa a través del pensamiento gestado en torno a nuestro deseo, deseo que acaba provocando un efecto innegable en nuestra vida, <<causa y efecto>>.

En el meridiano del eje entre la causalidad y la casualidad podríamos hablar de un término nuevo, la sincronicidad, avalado por Carl Jung. Este concepto pone en jaque a la casualidad estableciendo una variante entre las asociaciones de los “hechos casuales”. ¿Pero qué es la sincronicidad?, no os preocupéis, esto vais a entenderlo más rápido de lo que podrías imaginar. ¿No os ha pasado alguna vez que tenéis algo en la cabeza, sucede un hecho curioso y decís “esto es una señal”? Pues esa señal, buscadores de la verdad, esa señal es la sincronicidad, la atracción no consciente sobre algo que para alguien tiene sentido.

La sincronicidad establece una nueva pauta que saca de la ecuación a la casualidad, poniendo en su lugar la acasualidad o sincronicidad. Sobre este término hay mucho que hablar pero lo haremos más adelante. Por lo pronto os dejo una frase de Voltaire que me gusta mucho: La casualidad no es ni puede ser más que una causa ignorada de un efecto desconocido.

Acto pauson

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: