Revelaciones de un chamán zulú – Los Chitauri

chaaama

Credo Mutwa es un chamán y sabio de la región Zulú en lo que ahora se conoce como Zambia.
En una entrevista que le hizo el famoso investigador y escritor David Icke contaba cómo fue introducido cuando era muy joven en una sociedad secreta de África y de sus cuantiosas experiencias de abducciones y contacto con extraterrestres.

Credo Mutwa

“La Agenda Reptiliana” como se titula la grabación de la entrevista está colgada en internet y se puede visualizar subtitulada al castellano.
Credo cuenta cómo con 14 años acaba la escuela y a los 16 empieza a adentrarse en una sociedad secreta por la que tuvo que pasar por dolorosos y macabros rituales para poder entrar en ella. Su maestro, antes de comenzar a mostrarle algunos conocimientos le preguntó: “¿Hasta donde estás dispuesto a llegar con esto?” a le que Credo respondió: “Hasta el fin del mundo”. Entonces el maestro se fue y volvió con un cadáver de dos días y retó a Credo a cocinarlo y comerlo. “Y lo hice”. Afirmó con contundencia.

Cuentan sus antepasados que un día llegaron a la tierra grandes esferas metálicas, enormes naves que causaban un ruido terrible de donde descendieron los “chitauri”.
Estos seres se presentaron como dioses y les dijeron a los humanos que les iban a dar grandes dones.

Credo habla de que antes de la llegada de estos hombres lagarto, el ser humano tenía los dos sexos en un mismo cuerpo y que poseían grandes aptitudes mentales como la telepatía. Los chitauri les dieron el don del habla y mientras que antes la gente se comunicaba con telepatía ahora lo hacía emitiendo sonidos con la boca. Esto fue un gran problema ya que uno no hablaba igual que el otro y fue causa de muchos conflictos y homicidios.

Habla de cómo los chitauri se querían proclamar sus creadores, diciendo que ellos son procedentes de la tierra y que habitaron ahí muchas generaciones atrás.
Credo define a los chitauri como seres esbeltos de unos 2-3 metros de altura. Dice que algunos de ellos tienen 3 garras y un pulgar mientras que otros llegan a tener hasta seis garras más el pulgar. Con piel verdosa y escamas. Algunos, los de rango más alto tienen pequeños cuernos en la cabeza e incluso un ojo en el centro de la frente. Con ojos grandes, amarillos y extrañamente brillantes.

Chitauri

“Debemos dejar de negar la existencia de los chitauri. Debemos dejar de negar la existencia de los extraterrestres. Debemos dejar de negar la existencia de los illuminati. Porque todos ellos existen”. Expresó con firmeza.
Credo cuenta cómo en 1959, en un paseo que hizo hacia las montañas de Zambia desapareció durante 4 días y recuerda esto como “una de las más dolorosas experiencias de mi vida”.
Dice que un día, su profesora le envió a por unas hierbas especiales que sólo crecen al pie de las montañas. Era un día muy caluroso y cuando ya se encontraba recogiendo las hierbas, de repente se vio envuelto por una neblina azul que hizo descender mucho la temperatura.

Lo siguiente que recuerda es que se encontraba como en una especie de túnel forrado de brillante aluminio y acostado sobre una gélida mesa de metal.
Vio como se le acercaban unos seres más pequeños que los humanos, con enormes cabezas en forma de melón. Las criaturas no tenían nariz, sino dos pequeños agujeros en el lugar donde debería estar ésta. Eran de color gris, como cierto tipo de peces. Usaban ropa gris plateada hasta el cuello y muñecas.

Alzó la mirada y pudo ver a otro ser más alto, con ropajes muy apretados al cuerpo y alargados dedos. Dice que estos seres usaban como una especie de gafas con las que ocultaban sus ojos.
Lo siguiente que recuerda es un intenso dolor en su cadera, como si le estuvieran perforando directamente el hueso. Gritó e intentó moverse pero su cuerpo estaba totalmente paralizado.
Poco después le introdujeron como una especie de cable por una de sus fosas nasales, su boca se llenó de sangre.
Credo recuerda todo esto como una enorme tortura de un dolor extremo.

Entonces, por detrás de esas criaturas apareció un ser radicalmente diferente de los grises, de apariencia humana. Era una mujer blanca, de piel rosada y con el pelo rubio. Tenía las orejas puntiagudas y sus ojos eran azules. Confiesa que este ser se acercó y practicó sexo con él.

Pleyadiana

De repente, Credo volvió a encontrarse entre los arbustos donde había desaparecido, pero sin pantalones ni botas.

Asegura que tanto los chitauri como las otras criaturas se alimentan de las fuertes emociones que experimenta el ser humano, en concreto el miedo y el horror.

Un tiempo después un amigo de Credo, que vivía en Lesotho, le llamó y le pidió urgentemente que fuese allí porque tenía algo que compartir con él.

Su amigo había cavado un enorme hoyo detrás de su choza e invitó a su segunda esposa y a Credo a bajar. Sacó unas partes de algo, y les dijo que las masticasen y comiesen.
Credo masticó y masticó, se dio cuenta de que lo que estaba comiendo era algo muy seco y tenía el mismo sabor en la boca de como si te metieses una moneda de cobre.
Volvieron a la choza y durante unos días estuvieron muy enfermos, la lengua se les hinchaba sin poder mencionar palabra, tenían grandes dolores y sarpullidos por todo el cuerpo. Al cabo de una semana los dolores y los sarpullidos empezaron a disminuir, se les empezó a pelar la piel y cuando Credo volvió a poder hablar le preguntó a su amigo: “¿Qué nos diste de comer? Esta cosa que nos ha enfermado. ¿Por qué hiciste eso amigo?”
A lo que el amigo respondió: “Es la carne de un Dios, o mueres en dos días o te recuperas”.

A partir de ese momento Credo empezó a notar unos grandes efectos, sentía como la percepción de sabor de sus papilas gustativas había aumentado increíblemente, su sentido de la vista se había agudizado tanto que cuando miraba a las lejanas montañas “podía ver los colores más allá de los colores”. Sentía que era uno con el universo.

Credo también habla de cómo a menudo se ven cadáveres de seres grises y al momento aparece una patrulla de hombres vestidos de negro para recoger cualquier tipo de prueba.
Cuenta que estos hombres de negro no parecen humanos sino más bien robots con apariencia humana preparados para retirar cualquier rastro de estos cadáveres y demás componentes extraños.

Son declaraciones de Credo Mutwa, un chamán zulú, un sabio que ha decidido contar la multitud de conocimientos que ha obtenido y acontecimientos que le han sucedido.
La entrevista completa es muy larga y os animo a que la miréis entera porque de verdad que este hombre rebosa conocimiento y es algo muy interesante de conocer.

8 Comments

    1. Se cuestiona últimamente muchas cosas procedentes de David Icke, puede que no todo sea cierto, pero tampoco todo es falso. En este caso las declaraciones provienen de un sabio anciano que cuenta con gran detalle sus experiencias. Y es en lo que me quiero centrar en este artículo, en esas revelaciones y en esas experiencias que coinciden con miles y miles de casos alrededor del mundo.

  1. OMG ! Estoy impresionado al leer todo eso , si esto es verdad es increible todo lo que nos queda por descubrir a los humanos sobre otras vidas inteligentes , lo que mas me a impactado a sido lo la mujer rubia , será que hay razas de extraterrestres que son los ayudantes o discipulos de seres humanos del futuro y los verdaderos dioses en esas razas son extraterrestres con forma de humano ? No se que pensar sobre eso la verdad :/

    1. Esa mujer rubia de la que hablas son seres a los que se les suele denominar Pleyadianos o Arios. Ya que según los testimonios de mucha gente que asegura haber tenido contacto con ellos los describe como gente muy similar a la raza humana, bastante más altos, rubios, con los ojos azules, las orejas en punta y una piel muy blanquecina.
      En los antiguos textos sumerios y en otras culturas también hay algunas referencias hacia ellos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .