Origen y significado del Halloween

miniahalloActualmente para muchos la noche del 31 de Octubre en que se celebra la Noche de Brujas o Halloween, es solo una noche de diversión y entretenimiento sano para los niños, pero para otros, celebrarlo y disfrazarse de mounstrito se relaciona con cuestiones maléficas. Veamos de donde surge esta celebración.

Esto ya se celebraba hace más de 3000 años por los Celtas, un pueblo guerrero que habitaba en Irlanda, Inglaterra, Escocia y Francia. Para ellos el fin de año era el 31 de Octubre, y lo celebraban con una fiesta pagana llamada Samhain. Su inicio de año lo llamaban 1° de Samonis, que significa “reunión”, y equivale a nuestro 1° de Noviembre. La llegada del cristianismo lo transformó en el “día de todos los santos”.

La celebración del Samhain los Celtas lo asociaban con el Aire, que tiene que ver con los espíritus. También celebraban los otros tres elementos: el agua, el 1° de febrero, lo llamaban Ambiwolká; el fuego, en primavera, el 1° de Mayo, lo llamaban Belotenía (fuego brillante) que ahora se ha transformado en el día del Trabajo; la tierra el 1° de Agosto, lo llamaban Lugunastada (matrimonio de Lugus) en honor a un dios-rey Lugus.

En realidad para los Celtas Samhain era un dios de la muerte, por lo que hacían sacrificios de humanos y animales en su honor el 31 de octubre. Como el verano terminaba esa noche, consideraban  que el 1° de Samoins comenzaba la oscuridad, que traía el frío y el invierno, y por lo mismo se le asociaba con la muerte.

La noche del 31 los Celtas se vestían con cabezas y pieles de animales para ahuyentar a los malos espíritus, ya que consideraban que esa noche los espíritus de los muertos regresaban a la Tierra.

Con los restos y cenizas de los sacrificios hacían un rito para saber que les deparaba el futuro en los meses posteriores.

¿De donde provino la palabra Halloween?

En el siglo VIII d.C. la Iglesia Cristiana convirtió el 1° de Noviembre en “día de Todos los Santos”, para homenajear a los Santos que no tuvieran un día particular de celebración. Pero como el emperador Constantino había decretado que todos los habitantes de su imperio se convirtieran al Cristianismo muchos ritos paganos se introdujeron, entre ellos el festival se Samhain. A lo largo del tiempo, los festivales se combinaron, y la mayoría llamo “All hallowmas” al día de Todos los Santos. A la noche anterior (31 de octubre) la llamaron “All Hallows Eve” (Víspera del día de Todos los Santos) y con el tiempo se contrajo y se convirtió en “Halloween”.

También se le llama Noche de Brujas debido a la celebración del “Sabbath” que hacen en la religión Wicca, y algunos lo relacionan con la brujería. Estos son reuniones de brujas o “aquelarres”, que consisten en 8 festivales basados en las antiguas festividades de los Celtas, y el primer Sabbath es precisamente el de Samhain, el 31 de octubre, que con el tiempo ha derivado en la celebración actual del Halloween.

En la edad media comienza la persecución de todos los ritos paganos (o todo lo que no es cristiano) por su presunta relación con satanás. Fue gracias al Papa Inocencio VIII, el 5 de diciembre de 1484, que se hizo legítima la persecución y ejecución de brujas, comúnmente llevándolas a la hoguera. Así comenzó la Inquisición a perseguir la hechizería. Juana de Arco es la figura más famosa en ser condenada a la hoguera acusada de bruja.

Bruja o hechicera viene de la palabra inglesa witch, derivada de la anglosajona wicce, en alemán wissen “conocer” “saber” y wikken “adivinar”. A las brujas o witches, en un principio se les llamaba “mujeres sabias”, hasta que la iglesia satanizó todo lo relacionado con ellas para seguir la ley de Moisés.

Se dice que en realidad esas brujas eran mujeres jóvenes que utilizaban sus conocimientos para hacer el bien, utilizaban hierbas para curar enfermos, ayudaban a las mujeres a “dar a luz” a sus hijos, y hacían perfumes para que, en esas épocas de poca higiene, las mujeres los utilizaran para agradar a los hombres. Aunque también podían elaborar pócimas para la “venganza” en cuestiones amorosas.

En las famosas reuniones de brujas o aquelarres tenían en ocasiones comportamientos desaforados no precisamente por una manifestación demoníaca, sino por el consumo de alguna sustancia alucinógena.

Aunque como ya dijimos se considera que esa noche el mundo de los muertos tiene más conexión con el mundo físico, y esto esotéricamente hablando, se refiere a que se rompe el velo en el plano Astral y convive  directamente con el plano físico (el plano astral es la dimensión donde habitan los difuntos o desencarnados), y supuestamente tienen más influencia sobre nosotros, por lo que nos dan ganas de disfrazarnos de muertos. Aunque hay personas que aprovechan para disfrazarse de otro tipo de personajes, como hadas o superhéroes.

El famoso “Trick or treat Halloween”  (truco o trato) en que los niños salen a pedir dulces al parecer no viene de los Celtas, sino de una práctica que surgió en Europa en el siglo IX llamada Souling (servicio para almas). El 2 de noviembre los cristianos salían de pueblo en pueblo pidiendo “pasteles de difuntos”, pan con pasas de uva. Entre más pasteles recibieran mayor sería el número de oraciones que harían por el alma de los difuntos de esa familia, ya que se creía que las almas de los muertos permanecían en el limbo un largo periodo y que con esas oraciones acelerarían su paso al cielo.

Esta práctica se difundió por Estados Unidos hacia finales del siglo XIX para controlar a la gente que realizaba vandalismo la noche del 31 de octubre, que llegaron al extremo en la década de 1920 con las masacres perpretadas por el Ku Klux Klan. Así comenzó a promoverse una práctica más sana para niños y adultos.

¿Cómo surgió la costumbre de la calabaza o Jack-o-lantern?

Algo que no puede faltar en las épocas de Halloween es la lámpara en forma de calabaza ahuecada llamada Jack-o-lantern. Esto viene de Irlanda, ya que son descendientes de los Celtas, y por tradición ahuecaban nabos y ponían carbón dentro de ellos  para iluminar y darle la bienvenida a sus difuntos, y a la vez protegerse de los malos espíritus. Pero cuando llegaron a  Estados Unidos conocieron las calabazas y se dieron cuenta que eran más grandes y fácil de ahuecar.

-La leyenda de Jack-o-lantern: surge en Irlanda en el Siglo XVIII, cuenta la leyenda de un bebedor y jugador que se pasaba sus días tirado bajo un roble, pero una noche de Halloween se encontró al diablo en una taberna. Jack había estado bebiendo toda la noche y le ofreció su alma al diablo a cambio de un último trago, a lo que el diablo aceptó y se convirtió en una moneda para pagar al camarero, pero Jack rápidamente lo guardó en su bolsillo junto a una cruz de plata y así impedir que el diablo se liberara. Lo liberó con la condición de que no le volviera a pedir su alma en 10 años.

Pasados esos diez años, Jack y el diablo se encontraron en un bosque para  cumplir con el trato, pero Jack le pidió un último deseo, que le bajara una manzana de un árbol, el diablo al pensar que no tenía nada que perder, saltó arriba del árbol para bajar la manzana, en eso Jack trazó una cruz en la corteza del árbol, impidiendo así que el diablo pudiera bajar. Así Jack le ordeno que jamás le volviera a pedir su alma, a lo que el diablo no le quedó más remedio que aceptar.

Jack murió un año después, pero no pudo entrar al cielo por haber sido un borracho jugador, y cuando iba para el infierno el diablo lo reconoció prohibiéndole la entrada, por lo que Jack quedó vagando en un oscuro limbo. El diablo le lanzó un carbón encendido para que se alumbrara en esa oscuridad, y Jack lo colocó dentro de un nabo para que el viento no lo apagara. Así quedó condenado a vagar eternamente por el oscuro limbo, buscando la manera de llegar al cielo.

Feliz Halloween

Alejandro Zack

Fuentes:

Glosario Teosófico: HP Blavatsky

Imágenes procedentes de Google

8 Comments

  1. Saludos, muy buen información sobretodo para nosotros los que vivimos en Venezuela que siempre han considerado a halloween como una fiesta comercial y de disfraces. Son muy pocos los que se adentran a buscar información mas profunda sobre haloween sin embargo y a pesar que la mayoría son de la religión cristiana (católicos y evangélicos), son lo que prohíben esta celebración pero el inconsciente colectivo de este país termina de una u otra forma celebrando la noche de brujas con cuentos, mitos y leyendas; donde el miedo y el asombro reina. https://www.youtube.com/watch?v=gTy_f8BW8xw

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .