Ticker de noticias

Significado oculto de la Pascua

pascLa Pascua está íntimamente relacionada con la Cuaresma, la cual es un periodo en el que se conmemora los cuarenta días que Jesús pasó en el desierto, y la Pascua se relaciona con la fiesta de la Resurrección del Salvador. Independientemente de la idea cristiana que tengamos acerca de esto, estas celebraciones tiene significados ocultos…

La palabra Cuaresma proviene del latín “cuadragésima”. Es un periodo de cuarenta y seis días, que se inicia el miércoles de ceniza y concluye el domingo de resurrección. Las personas ayunan y hacen penitencias para conmemorar a Jesucristo.

La Iglesia romana fijó irrevocablemente la fiesta de Pascua de Resurrección el día domingo que sigue inmediatamente al decimocuarto día de la luna de marzo. Los cristianos de oriente celebraban esta fiesta el día decimocuarto de la luna que sigue al equinoccio de la primavera, no importando que día de la semana cayese. Por eso se le dio el nombre de quartodécimans.

La palabra Pascua proviene del hebreo pesaj, que significa “tránsito”. Pascual significa “transición”; esto puede tener varios significados, en el caso de Jesucristo obviamente pasó un “tránsito” de la vida a la muerte y de la muerte a la resurrección, aunque en realidad algunas versiones dicen que Jesús no murió, sino que entró en un estado cataléptico, en el que a voluntad se disminuyen los signos vitales, al grado de aparentar estar muerto. Son 3 días los que tarda una persona en salir de ese estado cataléptico. Esta hazaña de Jesús las enseñanzas esotéricas y metafísicas la explican, y algunos monjes tibetanos han llegado a dominar esta “técnica”.

Sé que hay mucho debate acerca de si Jesús existió o no, pero esta explicación de la catalepsia es un hecho que incluso otras personas han llegado a dominar.

Hay que recalcar que el estado cataléptico al que nos referimos es con toda intención y control, pues si buscan en el diccionario esta palabra la van a encontrar como un síntoma de enfermedades o drogadicción, lo cual sí llega a suceder en gente común, incluso conocemos casos de personas que han despertado en mero funeral, pero estos son casos de gente que llegó a estados catalépticos sin intención, sin planearlo. Este tema se ha prestado incluso a burlas, pues hay quienes afirman que Jesús obviamente tenía que haber muerto debido a los azotes y a la crucifixión, hechos que incluso los científicos han investigado. Por otra parte los creyentes prefieren creer que realmente murió y resucitó, para conservar su fe. Este es un tema muy extenso que podría tratarse por separado, así que continuemos con la Pascua…

El término equivalente en inglés de Pascua es Easter, que viene de Ostara, la diosa escandinava de la primavera, aquí ya entramos en el tema de la “muerte y resurrección” del Sol, lo cual también es un tránsito. Ostara era el símbolo de la resurrección de toda la Naturaleza, y era adorada al principio de la primavera. Cristo representa el Sol de la primavera que despierta con toda su gloria después de su prolongada muerte en el invierno.

En esa época del año, la Pascua, los antiguos paganos escandinavos intercambiaban huevos de color, llamados “huevos de Ostara”, que actualmente son los “huevos de Pascua”.

Pero ¿por qué intercambiar huevos? Todas las mitologías del mundo hablan de un árbol o huevo o cualquier objeto simbólico, al que también se le llama “Mundano.”

Estos huevos de color esotéricamente representan el nacimiento o renacimiento cósmico y humano, celeste y terrestre.

En la india creían en un Huevo mundano, en el cual estuvo contenido Brahmâ durante la gestación, llamado Hiranyagarbha.

Hiranyagarbha es una palabra sánscrita que representa el radiante o áureo Huevo o Matriz, el material etéreo del cual se formó el universo, y Brahmâ es el nacido del huevo de oro o primordial, el cual “hizo emanar de su propia sustancia las diversas criaturas”.

Hay que aclarar la diferencia entre Brahman y Brahmâ, porque al investigar este tema uno se encuentra con estas palabras muy parecidas pero que no significan lo mismo. Brahman es neutro y Brahmâ es masculino.

Brahman es el principio del Universo de cuya esencia todo emana y a lo cual todo vuelve, es eterno, sin principio ni fin e incorpóreo. Anima desde el dios más encumbrado hasta el más pequeño átomo mineral.

Brahmâ, que proviene del Huevo o Matriz, es la personificación temporal del poder creador de Brahman; existe periódicamente en la manifestación del universo, para desaparecer y volver de nuevo a Brahman. Un poco confuso pues son palabras sánscritas.

Así que, simplificado, tenemos que de Brahman surge el huevo o Matriz llamado Hiranyagarbha, y de este último surge Brahmâ. Pueden volver a leer detenidamente estos últimos párrafos para mayor comprensión.

Brahma

También los egipcios creían en un huevo mundano, que procede de la Deidad increada y eterna, llamada Knef, símbolo del poder creador. Knef “está activamente ocupado en el mundo inferior desempeñando una misión de creación”. Era criocéfalo (con cabeza de carnero), tenía un disco solar sobre la cabeza y estaba de pie sobre la serpiente Mehen. Lo representaban con una víbora en la mano izquierda, y en la derecha una cruz.

Había también un Huevo de Babilonia, incubado por Ishtar (la Venus babilónica), que según la leyenda, cayó del cielo al rio Eufrates. Tenían a Ishtar como diosa de la belleza y el amor, y era identificada con el planeta Venus como lucero vespertino.

Por todo esto es que se intercambiaban los huevos de colores, como símbolos sagrados de la estación primaveral. Los colgaban en los templos egipcios y en las mezquitas mahometanas.

Ishtar

Siete semanas después de la Pascua de Resurrección se celebra la Pascua de Pentecostés, cuando comienza la recolección de frutos de la tierra, por lo que se ve una estrecha relación entre las Pascuas y la vida de la Naturaleza. La palabra Pentecostés proviene del hebreo y significa “Quincuagésima”, ya que se celebra 50 días después de la Resurrección, y según las creencias religiosas “descendió el Espíritu Santo en forma de lenguas de fuego sobre los apóstoles, que al punto empezaron a hablar en diversas lenguas. Hechos (cap. II)”

Los judíos también la celebraban 50 días después de la Pascua del Cordero, celebrando la ley dada a Moisés en el Sinaí cincuenta días después de la salida de Egipto; también la llamaban Fiesta de las Semanas.

También era llamada Fiesta de las Primicias, ya que ese día los israelitas llevaban al templo lo mejor de los frutos de sus campos.

Pentecostés

Misterios acerca de la Resurrección de Jesucristo, nacimiento y renacimiento cósmico y humano, dioses indios, egipcios y babilónicos, todo eso y más encierra la celebración de la Pascua…

Saludos.

1 Comentario en Significado oculto de la Pascua

  1. Qué maravillosos son los símbolos antiguos.
    Puedes ver grabados hermosos, esculturas impresionantes, textos alucinantes.
    Y en todos los casos un simbolismo múltiple y complejo. Toda nuestra poesía no se compara ni de lejos a la belleza, complejidad y significado de ese arte antiguo.
    Mira nada más el símbolo del huevo en los diversos textos, donde está abordado con distintos signfiicados pero todos equivalentes y sólo diferenciados en la categoría del punto de vista desde el que se lo comenta: como símbolo Universal, como símbolo astronómico del sistema solar, como símbolo de la Vida en general, como símbolo del hombre en particular. Y las historias son todas bellas y llenas de explicaciones y descripciones.
    Y luego hablas de física, de astronomía o de psicología o de biología: y el huevo está allí, siempre símbolo útil.
    Hoy que tenemos información a granel en internet cuánta falta nos hace un resumen y una compaginación de esa información. Seguramente la necesidad producirá el milagro de que pongamos algo de orden en el conocimiento que hemos acumulado.

    Entonces te detienes un momento a pensar que, quizás, a los antiguos les haya pasado lo mismo. Quizás crearon estos simbolismos para resumir enormes conocimientos. Quizás ellos tuvieron grandes bibliotecas y grandes vías de información como nosotros con la telefonía e internet.
    Si, porque esos indios brutos con taparrabos y lanzas que construyeron aquellas pirámides perfectamente orientadas geológica y astronómicamente con una precisión similar a la que nosotros podemos hacerlo hoy aunque hoy no podemos hacer bloques de granito de ese tamaño con nuestra avanzada tecnología, pudieron tener problemas tecnológicos similares a los nuestros.

    Esos indios brutos de Egipto que tenían grabados de helicópteros en sus paredes y pisapapeles de oro con forma de aviones como nuestros caza-bombarderos con ala delta, que requieren mucha electrónica para funcionar, quizás dejaron de lado esa tecnología por otra mejor con la que pudieran hacer esas rocas que hoy no podemos hacer; con la que pudieran dejar de lado la electricidad y la electrónica por algo superior.

    Ellos que tuvieron mucho tiempo de civilización, pasaron más de una vez por el plano ecuatorial de la galaxia como ahora nosotros vamos a pasar. Quizás a nosotros nos falte pasar por una gran ecatombe eléctrica que nos muestre la fragilidad de un planeta cableado. Quizás entonces, achiquemos nuestros equipos electrónicos y desmontemos el cableado. Quizás esos equipos reducidos los desactivemos para que no sufran el paso por este “ecuador” y los podamos utilizar después. Quizás en ese nuevo período, en lugar de cables utilicemos los campos magnéticos del planeta y en lugar de discos rígidos utilicemos lo que los antiguos llamaban Akasha para guardar la información y acceder a ella.

    Quizás esos indios brutos e incultos sean, en realidad, no el paso sino el futuro nuestro. Un futuro cercano en el que entendamos por qué dejaron de utilizar los elementos que nosotros hoy usamos que nos hacen sentir tan avanzados. Quizás, la evolución es cíclica y en en nuestro futuro hallemos la explicación de nuestro pasado por vivir las mismas cosas que nuestros antecesores vivieron. Y entonces, quizás, entendamos que sus soluciones eran válidas y mejores que las nuestras.
    Quizás entonces aceptemos sus métodos y también aceptemos el destinos de que, en un lejano futuro, una raza que recorra un camino similar al nuestro, cuando llegue a su despertar tecnológico, encuentre nuestros restos y nos considere brutos y salvajes, aunque con ciertas características “extrañas” y algunos conocimientos que no coincidan con la categoría en que nos hayan puesto.

    Saludos cordiales.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: