Ticker de noticias

La sociedad humana es una gran empresa – La gran Conspiración Social

minia_notanlejosNuestra sociedad es un lugar muy extraño. ¿No habéis tenido alguna vez la sensación de que no pertenecéis a este mundo? O simplemente, ¿de no estáis haciendo lo que realmente os gustaría? Todos desde pequeños, o sino la gran mayoría, somos incentivados a tomar una senda en particular en nuestra vida,  nos instauran obstáculos constantes para desmoralizarnos, y así tomar caminos distintos.  Hoy me gustaría compartir esta pequeña tesis sobre la perfecta estructura de cristal en la que nos han enjaulado sin que nos demos cuenta. Artículo escrito por Gess Martínez

1

– Llegamos a este mundo y naturalizan que nuestra función no es más que la de jugar y vivir, hasta aquí nos dan un margen, para después a temprana edad ponernos en un pupitre en grupos de 20 para pretender que, cual rebaño, nos quedemos sentados y quietos. Y es aquí, tan temprano, cuando empieza nuestro adoctrinamiento.

2

– Pensadlo un momento: grupos de 20 niños agrupados en estos pequeños colectivos. Es bien sabido que el ser humano en colectivo, suele dar cómo resultado lo que podemos llamar instintos grupales, entre los cuales comprenden: Desprenderse del concepto individuo para ponerse a trabajar en grupo, competitividad, y discriminación para los niños que no son tan productivos ( sacar buenas notas, integrarse en el grupo, etc.) en contraste con los que si que lo son.

¿No te recuerda eso, amigo lector, al funcionamiento de una empresa? En efecto, es nuestra infancia la etapa en la que comienza nuestro adoctrinamiento.

3

 

– Vamos a aparcar un momento el ámbito escolar y vamos a irnos al ámbito familiar.

La familia, esa figura que se ha encargado durante siglos de transmitir valores y conceptos éticos y morales a las generaciones siguientes (de aquí conceptos tan generales como: ”A mi de pequeño me enseñaron que…” o ”A mi mis padres me enseñaron que…”) . De todo lo que nos han inculcado en la vida, la familia (o al menos la mayoría de estas) es quizás el único concepto sano y natural que hay en nuestro día a día. ¿O quizás debería decir ”había”?

Seguro que muchos os habéis percatado de la deformación del concepto familia que existe por parte de los medios. Vayamos por un  momento al ámbito de la publicidad: En la década de los 80s y los 90s era muy común ver en los anuncios almuerzos, comidas y cenas familiares; en general las familias eran las protagonistas del anuncio de cualquier empresa. Hoy en día, en cambio, solemos ver una figura maternal ocupada, y la ausencia de una figura paternal (dando por supuesto que esta en el trabajo o apunto de irse).

Es como si las grandes empresas y las entidades que mueven dinero supieran que una parte de la educación más importante cómo individuos se halla en el entorno familiar, por consiguiente parece que estén poniendo todos sus esfuerzos para publicitar un modelo de familia divorciada en todos los aspectos de la palabra.

 

4

– Regresando al ámbito de la educación; al final de nuestra adolescencia ( y en parte durante ella) la inculcación de la competitividad ya carece de disimulo, hasta el punto de que la gente cambia su mirada hacía ti dependiendo de los estudios que tengas; pasando de ser individuos, a simples curriculums andantes.

 

– Aquí quiero hacer un pequeño paréntesis: es correcto atribuir importancia a los conocimientos a partir del esfuerzo aplicado para adquirirlos, y por ello dar reconocimiento a todas las personas que han dedicado su vida a estudiar algún ámbito con devoción e ilusión. El problema reside en que sin enterarnos los grandes poderes que controlan nuestra sociedad han monopolizado los conocimientos que podemos adquirir a nivel académico ( es decir se da por supuesto que solo si te has sacado una carrera puedes hablar de ciencias) y lo que es peor aún: se ha monetizado el saber; de tal forma que una persona sólo podrá obtener ” conocimiento” ( es decir, una carrera)  si tiene el poder adquisitivo suficiente para ello, siendo la devoción académica y la ilusión relevadas totalmente del ámbito académico.

5

– Este aparentemente corto trámito perfectamente estudiado para inculcarnos un funcionamiento a nivel grupal y empresarial nos ha ocupado nuestros primeros 18 años de vida, y por consiguiente, ahora viene la parte práctica: el mundo laboral.

 

Es aquí, amigo lector, cuando ponen el último candado a nuestras cadenas. Es aquí, insistiendo, cuando ya somos nosotros mismos totalmente sometidos a las inculcaciones de toda nuestra vida, los que nos empezamos a regocijar en nuestras cadenas sin darnos cuenta: Empezamos a pensar que  regalar 8 horas de nuestra vida (o más) a una empresa no sólo es necesario, sino también dignificante. Empezamos a naturalizar que nuestro sentido en la vida es cotizar sin ni siquiera pensarlo de forma racional. Aquí es cuando empiezan a pasar los años pareciendo meses, esperando sólo con ilusión el último día de cada mes. Y si viniera una persona a nuestros 50 años y nos dijera que hemos perdido el tiempo; nuestro cerebro, inconsciente, se encargaría de poner como excusa un: ”No soy yo el que ha perdido tiempo de mi vida, eres tú el parásito de la sociedad que no aporta su mano de obra para alimentar al sistema”. Son muchas las personas que después de decir esta triste autojustificación se quedan satisfechas y no otorgan ni un minuto de reflexión a unas palabras que quizás si las pensáramos todos o les diésemos una segunda oportunidad, nos ayudarían a desesclavizarnos y darle un sentido propio a nuestra vida; porque no malinterpretemos: En un colectivo construido de forma sana, es positivo que cada uno ponga su grano de arena para el crecimiento de este, si tiene objetivos nobles tales cómo la protección de sus habitantes y el cuidado de los individuos que participan en el colectivo; pero si la sociedad algún día fue algo así, dejó de serlo hace mucho tiempo, ya que es muy diferente cooperar a vender nuestras vidas a precio de 5 monedas la hora.

Me gustaría, amigo lector, que este texto sirviera para que te preguntes si realmente estas de acuerdo en utilizar tus horas de vida de la forma en que lo estás haciendo ahora mismo. En caso que estés satisfecho, no hay debate, pero en el caso contrario no le des poca importancia a una hora, ya que estas conforman la columna vertebral de tu vida, desde la primera, hasta la última; y estamos seguros de que cada una de las tuyas vale más que 5 monedas.

Equipo de Notanlejos.

Artículo escrito por Gess Martínez

8 Comentarios en La sociedad humana es una gran empresa – La gran Conspiración Social

  1. No creo que sea para tanto ! Hay empresas en las que se respeta mucho al trabajador . . .

    Pienso que tenemos tendencia a sobreestimar nuestro valor porque nos hace sentir bien pero luego la realidad es otra ! Puede que sea un poco injusto , pero el éxito es para los mejores !

    • Esas empresas son parte del sistema, de un sistema creado por unas pocas personas que viven a costa de nuestro trabajo. Por muy bien que te traten te están explotando, te están robando 8 horas diarias de tu preciado tiempo mientras millones de personas carecen de trabajo, si fueramos verdaderamente libres el trabajo se repartiría, las horas de trabajo se reducirían a tan solo 4, y podriamos disfrutar de la compañia de nuestros hijos en lugar de estar encerrados en escuelas acoctrinantes, podriamos disfrutar del ocio y de una mejor salud que otorga el descanso, la falta de stress y el disfrute de nuestro tiempo libre. Defender a las empresas es defender el sistema, defender el sistema es ser un esclavo.

  2. Sí ya ! y todo gratis ! ! En este mundo hay que hacerse valer y lo que no vale es estar quejándose por todo ! repito : el éxito es para los mejores !

  3. No estoy para nada de acuerdo con el artículo. Generaciones pasadas trabajaban y se sacrificaban mucho más para salir adelante y ahorrar ganando poco y el resultado fue una sociedad próspera que disfrutamos ahora. Y sobre todo tenían una cosa que ahora se ha perdido: ilusión. Sabían que si en los momentos duros trabajaban y se esforzaban, estos pasarían y se superarían. Y así fue, incluso por encima de lo esperado. Aunque ahora os parezca que todo es un asco, mi madre por ejemplo que ahora tiene 70 años, de pequeña en casa no tenía ni nevera, ni TV, ni calentador de agua, ni lavadora ni lavavajillas ni calefacción. Y sólo podían tener esas cosas los ricos. Y de comer lo justo del día y no más. La mujer da gracias todos los días por lo que tiene y se siente feliz por ello y eso que no sabe lo que es internet ni un smartphone.

    Ahora todo el mundo vive de lujo, tienen comodidades y libertades que generaciones anteriores les hubiera dado vergüenza soñar y se quejan por todo. Quieren servicios de la máxima calidad y productos de lujo y una atención personal como si fueras un marqués pero eso sí, a precios low cost. Pero los precios low cost, implican empresas low cost. Y esto contribuye indefectiblemente a la explotación laboral, cuando no al fraude en la calidad cuando no directamente en la estafa como ha pasado hace poco con las cadenas de dentistas. Porque si no ya me dirás como van a cuadrar las cuentas. Claro luego cuando se ponen a buscar trabajo se quejan de las condiciones como trabajador, condiciones que ellos mismos establecen con sus exigencias cuando actúan como clientes. Igual que una sociedad en la que todo el mundo aportaba y trabajaba con ilusión conduce a la prosperidad, una sociedad de gente indolente que se queja de todo y que piensa que tiene derecho a todo “porque yo lo valgo” esta condenada a precipitarse en la miseria, como no podía ser de otro modo. Y si, para formarse y trabajar también hay que esforzarse. Podemos intentar hacerlo mas agradable, pero no nos engañemos, aprender es una tarea ingrata porque supone retarse continuamente a uno mismo, y eso es incomodo y desestabilizador. No concibo cómo se puede aprender algo ni formarse sin salir de la zona de confort y sin pasarlo mal. Desde aprender un idioma, dominar un instrumento musica, ser cirujano, alicatar una casa etc… todo será siempre mucho más ingrato que irse al cine o tumbarse en el sofá. La gente en el pasado lo tenía muy claro y lo aceptaba, la gente que tenía la suerte de poder estudiar se sentía agradecida y así salió la humanidad adelante. Pero ¿ahora? ¿gente que se queja por tener la oportunidad de formarse y aprender? Miedo me da lo que harán el día de mañana. No tener conciencia de sociedad también es malo, sobre todo cuando una de esas personas acceda a un puesto de poder político siendo un inútil (cosa que no es difícil) y culpe a la sociedad de sus propias frustraciones individualistas y decida hundirnos en el caos.

  4. Muy buen artículo, eso es lo q nos ofrecen, una cárcel como dices.
    Salir de ella y manejar nuestra realidad, viviendo sin ser prisioneros, es nuestra opción.
    Somos aprendices, y espero q todos aquellos q queramos salir lo consigamos 😉

    Que tengáis muy buen día

  5. Muy de acuerdo con Azul Marino ! Menos quejas y más arrimar el hombro . . .

  6. Desde que comenzamos en el sistema educativo, automáticamente nos comienzan a implantar en la cabeza el modelo de como debemos ser un “buen ciudadano” (o buen borrego, diría yo).
    No nos incitan a estudiar, si no que simplemente nos obligan a chapar una serie de datos sin sentido.
    Nos “educan” de forma que pensemos todos de la misma manera.
    Nos enseñan a creernos simplemente la versión oficial de turno.
    Programas como Sálvame aquí en España provocan que tanto adultos como adolescentes se preocupen más por los putos cotilleos que por mejorar las cosas…

    Y este, señores, es nuestro querido sistema, defendido a capa y espada por las grandes masas.
    Me preocupa pensar hasta donde llegará este Nuevo Orden Mundial.

  7. ¿El que está en la cima de la pirámide, llegó ahí por ser el mejor o porque tuvo el recurso que heredó para pagar a gente que sí tenía la capacidad pero no el dinero para que hiciera su trabajo?
    Muchas mentes brillantes y talentos naturales pasan sin lograr éxitos del punto de vista del sistema solo por no tener los recursos necesarios o porque son embaucados por los defensores del sistema económico-social. Lo que dicen de que las personas varias generaciones atrás que la nuestra trabajaban y no se quejaban y agradecían lo que tenían es cierto, pero eso es porque no conocían los avances actuales, no habían políticas sociales, muchos perdieron sus vidas sólo por pedir algunas regalías que hoy se dan por sentado, como por ejemplo las relacionadas con seguridad industrial o prevención de riesgos. Lo que se tiene hoy es gracias a mentes brillantes que trabajaron sin descanso y gracias a personas que arriesgaron todo para que esos temas fuesen conoocidos no es gracias a la explotación sistematica que ejercen las grandes compañías. Estas personas hicieron uso de su influencia económica en un sistema decadente para patentar y comercializar lo que otros han hecho. El trabajo dignifica, sí, pero por las razones correctas, la mala competitividad ha dejado atrás otros aspectos de la vida como la cooperación y la alegría por ver a los compañeros triunfar y que esto sea una inspiración y no motivo de envidia.
    El que no se valora y se comporta como un perro de presa del sistema, escala la pirámide y es exitoso sea como sea en el juego empresarial.
    El que se valora y logra ver las pequeñas cosas que la vida puede dar, será exitoso en su vida y logrará ser feliz aunque no tenga lo que la sociedad actual considera una vida exitosa.

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. La sociedad humana es una gran empresa – La gran Conspiración Social – Escritos perdidos
  2. La sociedad humana es una gran empresa – La gran Conspiración Social | Periodismo Alternativo
  3. La sociedad humana es una gran empresa – La gran Conspiración Social | TruthSpain

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: